Psiconnea – El poder de los cerebros positivos

Inicia sesión

diferencia entre estres y ansiedad

Diferencias entre estrés y ansiedad

Conocer la diferencia entre estrés y ansiedad es importante, partiendo del hecho de que tienen síntomas similares. No obstante, es importante resaltar que sus causas y efectos son diversos, por lo que es ideal tener claro qué es aquello que estamos experimentando, con el fin de buscar la ayuda necesaria de acuerdo con nuestras necesidades particulares.

La ansiedad y el estrés afectan nuestro sistema nervioso autónomo, y con él nuestro estado emocional, nuestra salud física y nuestros pensamientos.

Teniendo en cuenta que el estrés y la ansiedad son problemáticas que afectan a millones de personas en el mundo, hoy queremos explorar la diferencia entre estrés y ansiedad, con el fin de que puedas diferenciar sus síntomas.

 

que-es-estres

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta fisiológica a situaciones que generan malestar, incomodidad o frustración. Este se manifiesta como una sensación de tensión física, mental o emocional que termina por afectar diferentes áreas de la vida de un ser humano, como el estado de ánimo, su capacidad de socializar e incluso sus niveles de productividad.

Aunque podríamos decir que el estrés es una respuesta emocional natural del ser humano, ante situaciones que no son de su agrado o que lo sobrepasan, cuando el estado de estrés supera los momentos en que se tienen estímulos específicos, y se extiende en el tiempo, estamos hablando de estrés crónico, una patología que debe ser tratada con ayuda profesional.

Síntomas del estrés

Los síntomas del estrés varían dependiendo de si estamos hablando de estrés agudo o estrés crónico, no obstante los signos más generales son:

  • Comportamiento irritable
  • Trastornos en los patrones de sueño
  • Dolores de cabeza
  • Falta de concentración
  • Falta de energía
  • Tensión en el cuello o mandíbula
  • Sensación de fatiga o cansancio constante
  • Pérdida del deseo o problemas sexuales

En términos generales, estos son los síntomas de estrés más comunes. Si los detectas en ti, es necesario buscar las herramientas necesarias para trabajar esta condición.

sintoma estres

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad puede considerarse como una respuesta emocional normal, cuando la persona se siente amenazada por situaciones internas o externas que representan un peligro para su integridad, e incluso frente a experiencias que lo hacen sentir inseguro como hablar en público, asistir a una entrevista de trabajo o presentar un exámen o evaluación importante.

La ansiedad se manifiesta como una sensación de miedo, inquietud y nerviosismo intenso, y aunque sea una respuesta natural a ciertos estímulos, cuando estamos hablando de casos en los que es un estado recurrente o llega a ser tan intenso que afecta la cotidianidad de una persona, estamos frente a un trastorno de ansiedad que debe ser intervenido con el fin de que no afecte la salud integral de una persona.

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad puede tener niveles distintos, empezando por sensaciones de inseguridad y llegando hasta crisis de angustia. No obstante, sin importar el caso, los síntomas de ansiedad más comunes son:

  • Aceleración del ritmo cardíaco o taquicardia
  • Respiración agitada o entrecortada
  • Sensación de miedo
  • Sensación de angustia
  • Sensación de peligro inminente o de que algo catastrófico va a suceder
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Sudoración
  • Preocupación excesiva
  • Pensamientos angustiantes

A grandes rasgos estos son los síntomas de la ansiedad más comunes. Si detectas algunos de ellos lo mejor es buscar herramientas para controlar tu ansiedad y si es un caso crónico buscar ayuda profesional de un psicólogo.

¿Qué tener en cuenta para diferenciar el estrés de la ansiedad?

Es probable que con lo que has leído hasta el momento, ya tengas una idea de cuál es la diferencia entre estrés y ansiedad. Sin embargo, queremos explorar más a fondo sus efectos con el fin de que puedas comprender las diferencias a profundidad.

Origen

El estrés se origina por pensamientos o situaciones que generan frustración o incomodidad en la persona. También puede ser el producto de una sobrecarga de actividades que la persona no puede sobrellevar plenamente, como exceso de trabajo o dinámicas disfuncionales en el hogar.

La ansiedad por su parte, se desencadena por estímulos externos, situaciones que generan nerviosismo en la persona, como una experiencia que implique peligro o enfrentarse a vivencias para las que no se siente preparado. Asimismo, la ansiedad puede originarse en causas internas, como emociones, pensamientos o sensaciones que generan miedo en la persona, bien sea porque tiene temor de enfrentarlas o como consecuencia de situaciones traumáticas pasadas no tramitadas efectivamente.

Desencadenante

Teniendo en cuenta el apartado anterior, podría hablarse de que el desencadenante del estrés son situaciones o estímulos a los que se ve enfrentado y que generan incomodidad o frustración. Mientras la ansiedad es una respuesta de miedo o pánico que depende más de la percepción que tiene el sujeto sobre lo que está viviendo o del nivel de gestión que tiene de sus pensamientos y emociones.

Emociones

Aunque en algunos casos los síntomas del estrés y de la ansiedad son parecidos, cuando una persona está estresada suele sentirse tensionada física y emocionalmente, además de tener comportamiento irritable y actitudes reactivas frente al más mínimo estímulo.

Por otro lado, cuando alguien tiene ansiedad, la persona no solo experimenta tensión, sino que además siente un alto grado de angustia, preocupación, nerviosismo y la sensación de no poder controlar lo que se avecina o lo que está viviendo.

Duración de los síntomas

La duración del estrés puede variar de acuerdo al tipo de estrés que esté experimentando la persona. Es decir que, si está preparando una entrega de un trabajo, puede que el estrés dure hasta que hace su entrega y todo vuelve a la normalidad. En el caso del estrés crónico, la persona se puede sentir estresada durante semanas e incluso meses.

En cuanto a los síntomas de ansiedad, estos se pueden presentar por semanas, después de la vivencia de una experiencia traumática o de un evento estresante. Los síntomas se darán de modo transitorio. No obstante, si estamos hablando de un trastorno de ansiedad, este puede durar más de seis meses y tenderá a empeorar si no se tratan sus síntomas.

En el caso de las crisis de ansiedad, estos son episodios en los que los síntomas de ansiedad se sienten con una intensidad superlativa en la que la persona puede creer incluso que va a morir, y pueden darse hasta por periodos de una hora.

Intensidad de los síntomas

La intensidad de los síntomas, tanto del estrés como de la ansiedad, dependerán del grado de los mismos, de este modo un estrés adaptativo puede generar incomodidad pero es algo transitorio, y en el caso del estrés crónico, aunque los síntomas son intensos, la persona puede tener el control de sí mismo. 

Con respecto a la ansiedad, los síntomas pueden ir desde pensamientos catastróficos o sensaciones de miedo moderado, hasta verdaderas crisis de angustia en las que la persona siente que no puede defenderse e incluso puede perder el control de sí misma.

Gravedad

La gravedad del estrés y la ansiedad, dependerá del nivel al que dejes escalar los síntomas. Cabe resaltar que cualquier síntoma es un indicativo de que debes prestar atención a tu salud mental y buscar herramientas que te ayuden a gestionar tu padecimiento, recordando que mientras más rápido se atiendan los síntomas más fácil será aliviarlos. 

Entonces, ¿En qué se diferencian la ansiedad y el estrés?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la diferencia entre estrés y ansiedad radica en que el estrés es la reacción natural frente a ciertos estímulos que generan incomodidad, mientras la ansiedad podría mirarse como la respuesta del organismo frente al estrés.

En palabras sencillas, el estrés nos hablaría de situaciones que detonan frustración y malestar, capaces de ser manejadas por el sujeto, mientras la ansiedad podría derivarse de un exceso de estrés que altera la percepción del sujeto frente a los estímulos exteriores interiores generando estados de angustia.

Cómo saber si necesito acudir a un especialista

El indicador de que necesitas ayuda especializada, es el reconocimiento de que tienes diversos síntomas de ansiedad o depresión. Esto debería ser el signo indiscutible de que necesitas hacer algo por el cuidado de tu salud mental. 

En la actualidad, además de los diagnósticos profesionales, existen herramientas como Psiconnea una plataforma especializada en el cuidado de la salud mental, en donde las personas pueden evaluar su situación mental y emocional, además de recibir acompañamiento para mejorar el estado de ánimo y tratar síntomas como la ansiedad y el estrés. 

Esta plataforma integra tecnología de Inteligencia Artificial y Big Data, con conocimientos psicológicos avanzados, con el fin de poder evaluar las necesidades específicas de cada usuario, y brindar las alternativas necesarias para el alivio de los síntomas de acuerdo con el caso particular de cada persona. 

Cuando los usuarios ingresan a nuestra aplicación, pueden especificar sus condiciones actuales que serán evaluadas con el fin de identificar las herramientas necesarias para que la persona pueda recobrar su salud mental, llevar un seguimiento personalizado y desarrollar estrategias que le permitan mejorar su calidad de vida. 

De este modo, si tienes la duda de si necesitas visitar a un especialista, entra a Psiconnea, empieza a trabajar por tu salud mental, y en caso de que necesites ver a un Psicólogo o Psicoanalista, la misma plataforma te hará la recomendación.